Logo Bundesagentur für Arbeit
Logo Bundesagentur für Arbeit
  • Drucken
  • Versenden
  • PDF (Öffnet sich in neuem Fenster)

Kategorien

Escalope alemán, bingo mejicano y flamenco español

Aufnahme von einer Stadt in Spanien.
En España, Johanna Fox participó en dos Campamentos.
Foto: David Fiedler

Campamento en España

Escalope alemán, bingo mejicano y flamenco español

Tras la selectividad en Alemania (Abitur), Johanna Fox ha participado en dos campamentos internacionales en España, ofreciendo un interesante programa de vacaciones a los niños. La joven de 19 años nos cuenta sus experiencias en abi».

Siendo la única alemana entre los asistentes al campamento, Johanna Fox tuvo la posibilidad de introducir la cultura de su país a los niños y los demás asistentes en un campamento de vacaciones. Cocinó escalope con puré de patatas para sus compañeros, interpretó el cuento popular de Los Músicos de Bremen (en inglés) con los niños y les explicó las reglas de “Topfschlagen”, el juego clásico en las fiestas de cumpleaños.

Programa de vacaciones para niños

Portraitfoto von Johanna Fox

Johanna Fox

Foto: privat

En los dos campamentos en los que participó Johanna Fox en España, se ofrecía un programa de vacaciones interesante y educativo para niños de diferentes edades. "Los voluntarios, la dirección del campamento y yo preparábamos cada uno de los días. Después de planear temas apropiados para la edad, estructurar los días y organizar material, trabajábamos en grupos con los niños y los jóvenes", nos cuenta.

Los proyectos se adaptaban perfectamente a las expectativas de Johanna Fox: "Quería trabajar con niños y probar si me iba ese trabajo, ya que me planteaba estudiar para maestra", explica la joven de 19 años, que se había examinado de selectividad en marzo de 2019 en Daun, en la región de Vulkaneifel. En el primer campamento, los niños tenían entre nueve y quince años y en el segundo entre cinco y nueve años. "En ese campamento contábamos con el apoyo de especialistas en pedagogía", dice Johanna Fox. La comunicación se realizaba siempre en inglés porque los niños y jóvenes también querían mejorar sus conocimientos de idiomas durante las vacaciones.

Experiencias culturales

Dado que no quería estar fuera más de tres meses, Johanna Fox decidió participar como voluntaria en campamentos en el extranjero y acumular experiencias culturales al mismo tiempo, sobre todo conociendo a gente nueva, como nos explica – a otros monitores (normalmente una mayoría de mujeres), procedentes de China, México, Rusia, Italia y otros países, a niños españoles, que le ofrecieron su particular imagen de su país, y a gente que vivía en los lugares en los que se alojaba.

Los campamentos de dos semanas y media cada uno próximos a Valencia y a Málaga le fueron ofrecidos por la asociación Internationale Begegnung in Gemeinschaftsdiensten (IBG), que encontró en Internet. Las razones decisivas para su solicitud fueron el lugar y el contenido de los campamentos, así como el hecho de que fuesen seguidos.

IGB invitó a Johanna Fox a participar en un seminario de preparación, en el que obtuvo respuestas a sus preguntas e intercambió información con los demás. Sus interlocutores en España fueron la dirección del campamento y los organizadores. No obstante, en caso de que hubiese algún problema, podía dirigirse a IGB. Se le proporcionó alojamiento y comida, pero tuvo que financiarse ella misma los 225 Euros de gestión por ambos campamentos y también los viajes, para lo que había trabajado previamente en un albergue juvenil.

Preparación para los estudios

"Se conoce a mucha gente interesante y estupenda, se crean vínculos con el grupo y surgen nuevas amistades", resume Johanna Fox. También se reforzó su elección laboral: en octubre empezó a estudiar para profesora de educación primaria en la Universidad de Colonia. En su opinión, los campamentos han sido la preparación perfecta. Además, ha hecho dos buenos amigos en Andalucía y aprendió la variante mejicana del bingo y a bailar flamenco.

Hier geht es zur deutschen Version >>

abi>> 12.11.2019